miércoles, 15 de noviembre de 2017

Loba, de Verónica Murguía

El agua era, en efecto, dulce, pero no a la manera d ela miel. Era una dulzura más delicada y tenue. Estaba fresca, pero la frescura nada tenía que ver con su temperatura. Dejaba en la lengua un vestigio perfumado, un sutil sabor a espliego. Al beberla era como si una luz bajara por la garganta.


Portada del libro "Loba", de Verónica Murguía

Editorial: SM (Premio Gran Angular)

Fecha de publicación: 2013

Páginas: 512

Precio: 11,95€ papel / 5,69€ digital

ISBN: 978-8467551938



SINOPSIS
El rey Lobo gobierna con mano de hierro en Moriana, un país que basa su prosperidad en la esclavitud y la guerra. Angustiado por una maldición según la cual jamás podrá tener un hijo varón, Lobo desatiende a sus dos hijas, en especial a Soledad, la primogénita, que no logra el cariño de su padre por más que lo intenta. Cuando la noticia de una amenaza terrible -un dragón- llega a la corte, Soledad acepta la responsabilidad de partir a los confines del reino para ver cuánto hay de verdad en los rumores. Esa búsqueda la llevará a conocer la amistad, el amor, la magia y, en última instancia, la esencia de sí misma.


AUTORA
Verónica Murguía nació en México DF en 1960 y estudió Historia en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha publicado una docena de libros para niños, tres novelas: Auliya, El fuego verde y Ladridos y conjuros (dos de las cuales han sido traducidas al alemán) y un libro de cuentos. Este libro, titulado El ángel de Nicolás, ha sido traducido al italiano. En 2013 se alzó con el Premio de Literatura Juvenil Gran Angular por su novela Loba.


TRAS LA LECTURA
Magia, dragones, reinos enfrentados, profecías... este libro destila épica y aventura clásica por los cuatro costados. Ganador del Premio Gran Angular 2013, me dispuse a leerlo para ver los motivos por los que había ganado ese galardón.

Loba presenta la típica historia con "el viaje del héroe", pero lo hace de manera muy entretenida e interesante y, además, no es un viaje, sino que son varios de sus protagonistas los que emprenden ese camino, los que crecen y cambian con la historia y lo que viven. Los que cargan el lastre de su pasado, los errores y aciertos del presente, y encaran un futuro incierto que los cambia para bien y para mal y los hace crecer.

Hay una clara protagonista que es la hija del rey Lobo. Pero también otros personajes tienen gran protagonismo e importancia en la historia, lo que hace que leamos con varios frentes abiertos y llevando paralelamente tramas e historias que se entrecruzan de manera muy bien justificada y que da la sensación de estar ante un mundo vivo, en el que las consecuencias de actos importantes se sienten en cada rincón.

Aparte de hablar del crecimiento y el cambio personal, el libro también trata el arraigo, la identificación con las raíces y la vista en perspectiva de todo eso cuando la persona sale fuera de su entorno y se enfrenta a otras realidades y otros puntos de vista sobre lo que creía bueno o malo. Me ha gustado el conflicto interior generado en los personajes y la forma en la que, sin tomar una postura categórica de aceptar o rechazar lo que son, lo integran con esa visión nueva que adquieren.

La forma de narrar de Verónica Murguía es exquisita, con un gran cuidado del lenguaje, un rico vocabulario y una capacidad de dibujar escenas en pocas palabras que hacen más fácil la inmersión en la lectura. Las descripciones de los sentimientos de los personajes y de su entorno son destacables. Los diálogos además, diferencian bien las personalidades de cada uno, a pesar de ser bastantes.

Quizás no es una lectura ligera y exija un poco al lector, pero merece mucho la pena (además de lo que se aprende) darle una oportunidad a este libro y dejarse llevar por la épica y la magia que contienen. 

Otra cosa que me ha gustado es que a pesar de tener elementos muy clásicos que parecen guiar la historia hacia una dirección, el final me ha logrado sorprender y, además, lo encuentro perfecto justo porque no es el típico "final perfecto" y porque casa muy bien con la personalidad de su protagonista y el crecimiento que tiene a lo largo de las páginas.

martes, 7 de noviembre de 2017

El niño que quería ser un Goonie, de Víctor Blázquez

No había nadie allí, ni nada, y el reloj no marcaba las cuatro todavía. Quedaba mucha noche por delante y Yago no se sentía capaz de pensar en dormir, no quería arriesgarse.


Portada del libro "El niño que quería ser un Goonie", de Víctor Blázquez
Editorial: Kelonia

Fecha de publicación: 2016

Páginas: 270

Precio: 14,95€

ISBN: 978-84-946097-5-6




¿DE QUÉ VA?
Una madre acude a veranear junto con sus dos hijos al complejo hotelero El Nirvana. Allí, el hijo menor, Yago, conocerá a sus nuevos amigos y también a sus nuevos enemigos. Algo se esconde bajo la sonrisa perfecta de los empleados del lugar y Yago, empujado por el espíritu goonie piensa averiguarlo.


¿QUIÉN LO HA ESCRITO?
Víctor Blázquez es un joven escritor nacido en Sevilla. Algunas de sus obras son Orilla intranquila, No existen los monstruosPacto al filo de la medianoche y la trilogía El cuarto jinete.


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
¿Un libro con la palabra "Goonie" en el título? Me parece un reclamo buenísimo. A menos que no conozcas la palabra y, por ende, la película a la que se refiere. En tal caso deberías verla.

El niño que quería ser un Goonie no va sobre Los Goonies, pero está lleno de guiños y desde las primeras páginas se nota el cariño del autor hacia la película. Es algo que le llega al lector y hace que se disfrute más de las aventuras que aquí se cuentan.

No tengo muy claro como catalogaría este libro. Podría ser terror ligero y podría ser aventuras. También tiene elementos de fantasía. Es una mezcla, es muy goonie y es, ante todo, una lectura que te va atrapando poco a poco.

Hay un punto, a partir de cuando Yago, el protagonista, pasa una noche sin dormir, que eso se contagia y (al menos yo) ya no puedes dormir mucho por las noches hasta terminar el libro. ¡Y a ver quién duerme justo tras leer lo que el chico ve al irse a la cama!

He disfrutado este libro cuando he seguido al grupo de amigos que van tras una aventura, lo he sufrido cuando la aventura se ha tornado más seria y corrían peligro, me he enganchado cuando se iban revelando cada vez nuevos datos y casi me cabreo con el autor cuando ha puesto alguna situación en la que me he dicho "de aquí es imposible que salgan, ¡cómo se puede tener tan mala leche con los pobres!".

La portada, un gran trabajo de Carolina Bensler, cobra aún más entidad una vez leído el libro, cuando entendemos todos sus elementos y podemos apreciarlos bien.

Me quedo también con algo que dice el autor al final, en los agradecimientos, y es que es muy raro vivir de escribir hoy día. Ojalá fuera posible y Víctor (y otros muchos con talento) pudieran dedicar más tiempo a ello, porque así tendríamos más historias que disfrutar. Ésta pidió sitio y los lectores tenemos la suerte de poder disfrutarla pero, ¿cuántas se quedarán en el camino por tener los creadores que dedicarse a otras formas de ganarse la vida?

Para terminar no puedo más que recomendar esta aventura y aplaudir que esté ambientada en nuestro país. Que, en parte, tengamos a nuestros propios goonies. Eso lo hace más cercano y ayuda a que te impliques más.

lunes, 30 de octubre de 2017

Filamentos, de Yuki Urushibara

Una vida que, de la noche a la mañana, fue reemplazada por una montaña de flores en el lugar del siniestro. Tan hermosas como vacías.


Portada del cómic "Filamentos", de Yuki Urushibara

Editorial: Milky Way

Fecha de publicación: 2016

Nº páginas: 224

Nº Tomos: 1

Precio: 8€



AUTORA
Yuki Urushibara es una autora de cómic japonés, conocida sobre todo por su obra Mushishi, por el que recibió en 2003 un premio a la excelencia. Sus obras han sido publicadas en España: Mushishi (Norma Editorial), Filamentos (Milky Way), Suiiki (Milky Way). 



¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Llego a este tomo tras leer Suiiki, un cómic muy recomendable. En cuanto a Filamentos, La verdad es que me ha gustado leerlo, pero también he de decir que sus historias en general me han sabido a poco. Son demasiado cortas para mi gusto y, aunque se ven maneras de buena autora, les falta desarrollo y definición en el dibujo (que en ocasiones parece más un boceto que un resultado final). A pesar de esto, hay dos o tres historias que hacen ganar enteros al conjunto y a mí me ha merecido la pena.

Un poco de cada historia:

Los que bajaban del autobús en el cabo, es una historia basada en una noticia que la autora vio, sobre un lugar donde la gente pasa antes de tomar una decisión vital. Sin duda es inquietante y hace reflexionar.

El gato del laberinto es apenas una escena. Un gato misterioso guía a los niños perdidos de un bloque de pisos hasta su casa. Demasiado corto para llegar a calar, aunque entretenido y curioso. No deja de ser un esbozo de una historia a la que se le podría haber sacado mucho y de la que me habría gustado leer más.

Escenarios es una recopilación de historias de muy pocas páginas, agrupadas por temática (o escenario). Apenas son esbozos, como si fueran bocetos o pruebas que la autora hace para algo mayor. El dibujo está menos definido, parece menos terminado. Aunque deja entrever elementos del estilo de Urushibara, como cierta melancolía y la aparición de espíritus y niños en las historias.

Escenario 1. Niñez. Este capítulo está compuesto por tres mini-historias de apenas cuatro páginas cada una. En todas aparecen niños como protagonistas y se ven o se intuyen elementos sobrenaturales.

Escenario 2. Noche. Otras tres pequeñas historias con la noche como característica. Una sobre el mundo de los sueños, otra sobre la contaminación lumínica y, la última, sobre la noche de nuestras vidas: la muerte.

Escenario 3. Verano. Tres nuevas minihistorias con elemento sobrenatural en ellas. Ambientadas en verano (en Agosto se celebra del día de los difuntos en Japón).

Escenario 4. Cuentos. En esta ocasión son dos las historias que lo componen. Una contada entre dos primos y otra de un abuelo a su nieto. Ambas llevan ese realismo mágico característico en este tomo.

La casa de los fósiles habla de arrojar la toalla, de la soledad, el esperar y la desesperación vital que se siente a veces cuando se piensa en el propósito de la propia vida en medio de un universo enorme. También de los pequeños gestos y la necesidad de compartir incluso la soledad. Es una buena historia.

La corona de nieve usa la simbología y la relación entre dos personas para hablar del paso de la niñez a la adolescencia, esa época en la que la persona se da cuenta de su individualidad y autonomía.

El hombre sirena es quizás de las historias más largas. Tiene bastante narración y, de nuevo, el dibujo no termina de ser definido. Tiene una atmósfera melancólica y describe una relación especial entre sus personajes en un escenario de realismo mágico.

Mushishi cuenta con dos capítulos: "Música celeste" y "Una fiesta en el tejado" y muestra unas ideas muy interesantes. Ésta no es la historia más famosa de la autora, sobre la que se ha hecho adaptación al anime, pero sí que es su germen. Aunque no comparte personajes, sino sólo idea del cómic que terminaría publicando más tarde como una serie larga con el mismo nombre.

martes, 24 de octubre de 2017

Hojas verdes, de Teresa Gallego

Sergio habló de algo importante, del 100% de las cosas, de ir a por todo. Habló de que si vamos a por el 99% dejamos 1% de maltrato.


Portada del libro "Hojas verdes", de Teresa Gallego

Editorial: Pezsapo

Fecha de publicación: 2016

Nº páginas: 116

ISBN: 978-84-944672-4-0

Precio: 15€




¿DE QUÉ VA?
Pleno verano y un manuscrito descansa en las rodillas de Rebeca. Es la novela que el prestigioso escritor Ángel Gil escribió antes de morir y el último rastro que le queda del amor de su vida. A través de la lectura y corrección del texto va arañando el recuerdo de Ángel, los días en que él era un hombre casado y ella una recién licenciada. Los paralelismos entre la novela y la realidad no tardarán en salir a flote.


AUTORA
Teresa Gallego es una escritora madrileña. Ha sido jurado literario en diversos certámenes y ha fundado el grupo literario Letras de Lavapiés. Entre sus publicaciones están El Crack de 2009las antologías Vilapoética y Antología de poetas en Madrid.


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Este es un libro pequeñito (116 páginas) pero que tarda en leerse (o al menos ese ha sido mi caso) porque cuenta una historia en base a recuerdos y reflexiones en las que puedes pararte y pensar. En ese sentido me ha recordado un poco a otro libro que leí no hace tanto: Diario imaginario de la mujer tigre.

En las páginas, la protagonista va corrigiendo la novela del que fuera su amor y, entre capítulo y capítulo recuerda momentos que pasaron juntos y reflexiona sobre lo que esos recuerdos le provocan. Todo desde un escenario en el que ya ha pasado el primer dolor de la pérdida, en el que se puede recordar de forma que el dolor no impide disfrutar de la evocación y sacar aprendizaje de ello y decidir qué guardar y qué no.

Es casi como si paseáramos cada día con la protagonista y le preguntáramos qué tal va con la revisión de la novela y ella, aparte de respondernos se perdiera en divagaciones y nos lo contara todo a nosotros. Es algo tranquilo, pausado, que nos hace también asomarnos a nuestro interior al conocer el suyo. Una muestra:

Parece que se me permite más si digo que es por trabajo que si digo que es por enocntrarme mejor. Parece que todos entienden lo incomprensible frente a lo necesario.

Los capítulos son cortos, pero dejan frases para releer, para pararse y sacarles todos los sentidos que tienen. La trama no avanza demasiado porque, básicamente, no hay una trama per se, no es una historia lineal la que se nos cuenta. Sí que vamos descubriendo cómo fue la relación de Rebeca, la protagonista, con Ángel, el hombre del que revisa el manuscrito. Pero es a través de fragmentos de recuerdos. De lo que Rebeca evoca cada vez que lee.

El estilo es además adornado, casi poético a veces. Se usan continuamente metáforas y comparaciones que en ocasiones parecen versos. Es cierto que en un principio, ya que todo eran palabras bonitas para Ángel, me temía que iba a ser una lectura repetitiva pero, sin embargo, a medida que se desvela la historia empatizamos con la protagonista y se entiende su forma de dirigirse a él.

Este es un libro que me ha gustado leer y también que no me esperaba. Creía que iba a terminarlo enseguida y sin embargo me ha durado más y he sacado de él frases y pensamientos que han sido una sorpresa muy agradable.


lunes, 16 de octubre de 2017

La carrera, de Nina Allan

Era casi como si estuviera loco. Como si lo hubieran fabricado con una pieza menos, no sé.

Portada del libro "La carrera", de Nina Allan

Editorial: Ediciones Nevsky

Fecha de publicación: 2017

Páginas: 432

Precio: 24€

ISBN: 978-8494591372



¿DE QUÉ VA?
A través de tres mujeres protagonistas cuyas historias están entrelazadas de forma más o menos fuerte, se nos presenta un escenario distópico en el que las relaciones interpersonales no han cambiado tanto a pesar de los cambios tecnológico-sociales.


¿QUIÉN LO ESCRIBE?
Nina Allan es una autora londinense. Sus relatos han sido publicados en varias revistas y antologías. Ha recibido muy buenas críticas con sus novelas, así como premios y nominaciones. Algunas de sus obras son Máquinas del tiempo (Ediciones Nevsky, 2011), La carrera (Ediciones Nevsky, 2017) y Spin (no publicada en España).


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Este ha sido el claro ejemplo para mí de que las expectativas no siempre son buenas. A veces es mejor ir sin saber nada a una lectura (o sólo lo que la sinopsis quiera ofrecer).

Lo digo porque había leído que este era un libro que trataba el tema del fracking, que era una novela espectacular de ciencia ficción. Lo que me he encontrado no es malo, pero es tan distinto a lo que esperaba que no he disfrutado la lectura ni me ha quedado buena sensación.

El fracking es sólo un elemento que está ahí. Hay una serie de escenarios que han sufrido algunas consecuencias como pueden ser el fracking o la guerra. Pero no se habla de ello ni son temas que se desarrollen en la novela. Simplemente ha habido fracking, ha pasado también una guerra, pero no se ahonda en ello ni se explica ni se toma parte. El escenario es el que es y se suelta para que el lector se sitúe mejor, pero ya está.

En cuanto a ser una gran obra de ciencia ficción, tampoco lo creo. Tiene elementos de ciencia ficción (e incluso algunos de fantasía), pero no creo que sea una novela definida por ello. Es un elemento más, es una sociedad futurista, la autora obviamente mete elementos distintos a los actuales y fabula con algunos avances, pero lo que más importancia tiene son las personas, sus sentimientos y sus relaciones entre sí. Esto es así en cualquier novela; los personajes son los que lo hacen todo, a los que les pasan las cosas, pero en este libro podríamos llevar los personajes a otro escenario (ya sea actual o del pasado) y se podrían desarrollar igualmente sus personalidades con mínimos cambios.

Se habla sobre todo de relaciones familiares. De familias unidas por lazos evidentes de sangre, pero que poco más tienen en común. Desconocidos que conviven y siguen ciertas normas de convivencia pero que están muy lejos interiormente. En este aspecto La carrera es un libro extraordinario. Se exponen las sombras de cada personaje, sus nexos son oscuros, hay veces donde aparece un odio que parece que va a separarlos, pero también está ese cariño de lo vivido juntos que pone peso en la otra dirección.

Dividido en varias partes, se pasa de una historia a otra en las que hay interrelaciones, pero donde cada grupo de personajes son completamente distintos. La que más me ha gustado ha sido la primera, quizás la más ciencia ficción de todas y con personajes muy interesantes. En la última aparece otra protagonista que, a priori me parecía también de las que más juego podría dar, pero que me ha sabido a poco. No siento que se haya explotado su particularidad.

lunes, 9 de octubre de 2017

Weird West (Volumen 3), de Ana Morán, Luis Guillermo del Corral y Joaquín Sanjuan

Una figura se alejaba del Silver Stone mimetizada con la oscuridad. Caminaba erguida aunque bien podría haberse movido a cuatro patas; entre el polvo que el viento habría agitado al amanecer, sus pies dejaban huellas de gato.


Portada del libro "Weird West Volumen 3", con historias de Ana Morán, Luis Guillermo del Corral y Joaquín Sanjuan

Editorial: DLorean Ediciones

Fecha de edición: 2016

Páginas: 250

Precio: 14,95€





¿DE QUÉ VA?
Weird West es un género que trae el más clásico Western pero con elementos novedosos. Monstruos, elementos sobrenaturales, seres de leyenda... todo eso forma parte de ese "weird" que da una vuelta de tuerca a un género que sigue destilando acción, tiroteos y personajes llenos de magnetismo.


¿QUIÉN LO HA ESCRITO?
Ana Morán es una escritora pulp especialista el puteo integral de personajes. No le importa si estos viven sus aventuras en extraños planetas, como en Pesadilla en oro (Pulpture); el Salvaje Oeste, Infierno de Plata (Dlorean); en oscuros reinos de fantasía, Tiempos de alianzas (Pulpture); o en entornos de realidad virtual, El juego de Lax (serial digital de Ronin Literario). 

Luis Guillermo del Corral es un escritor cántabro. Ha colaborado en varios fanzines, aunque destaca por encima 'Sangre Y Acero', donde pudo compartir páginas con uno de sus autores patrios más admirados. Con Dlorean ha publicado 'Vindius, El Guerrero Del Norte', y también participa en la web Action Tales como autor. También ha publicado Amadís y el Rayo de Hierro (Neonauta Ediciones)

Joaquín Sanjuán Blanco es un escritor valenciano. Ha publicado varios libros como Leyendas de Lácenor: La ciudad blanca (DLorean Ediciones); El Rey Caído (SphereWars); El mundo de Urasawa (Dlorean Ediciones), Comango G: El libro (Dlorean Ediciones).


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Lo primero a destacar de este tercer volumen de Weird West es la definición del género que hace Julio M. Freixa en el prólogo. Da una imagen gráfica tan buena e inmediata que queda claro enseguida el tipo de historias que vamos a encontrar. Además, saca una sonrisa por el recuerdo de la infancia que evoca.

También decir que, aunque sea el tercer volumen, se puede leer de forma independiente sin perderse nada (de hecho yo no he leído los anteriores). Las historias empiezan y acaban en el mismo libro. Ahora, un poco de cada una:

Infierno de plata (Ana Morán) tiene a una protagonista femenina toda carácter y fuerza. Una especie de cazarrecompensas de criaturas oscuras que se ve envuelta en algo mayor de lo que pensaba. Sus armas no valen contra los nuevos enemigos que encuentra pero, por suerte, va a descubrir que lleva consigo algo letal y que puede ayudarla. Me ha gustado bastante la personalidad de Grace, la protagonista. También alguna sorpresa que esconde, como el personaje de Irina, y la originalidad de la historia en sí. Destaco también que no recurre a los típicos licántropos o vampiros, sino que inventa nuevos seres. Como secundario, muy buen toque el de Castiel, que se usa no sólo para dar algún punto de humor, sino como elemento importante en el desarrollo de los hechos. La historia, aunque pueda tener un final esperado, no deja de estar llena de acción y de disfrutarse. Es muy buen inicio para este volumen de Weird West.

Garras en Los Ángeles (Luis Guillermo del Corral) sí que recurre a un elemento clásico que ya se intuye desde su título pero, sin embargo, sabe revestir la historia de interés al esconder varios secretos que se irán revelando poco a poco. Tiene un personaje con gran magnetismo pero que no llega a explotarse (y es una pena) ya que permanece como secundario. Sí que se adivina, sin embargo, que podría ser el protagonista de futuras historias (o quizás lo fuera ya en alguno de los dos volúmenes anteriores de Weird West). En cualquier caso queda una buena historia, esta vez ambientada en Los Ángeles.


Salvajes (Joaquín Sanjuan) es quizás la más atípica de las historias. Combina saltos en el tiempo con elementos paranormales y un equipo heterogéneo de héroes y antihéroes, con distintas habilidades cada uno y con luchas en el terreno físico y en el psíquico. Es a priori la historia que más me gustaba del volumen según leía sus primeras páginas. Pero ha habido algunos pasajes que se me han hecho un poco liosos y me he llegado a perder, por lo que no he podido exprimirla del todo. Me da la sensación de que algo se me ha escapado (probaré con una relectura). Sí que tengo la sensación de que podría sentarle mejor un formato mayor donde poder explayarse y describir más de sus personajes (muy interesantes y carismáticos), sus pasados y su lucha presente. El poso que deja es bastante bueno.

En definitiva, tres historias que huelen a pólvora, que traen aire del desierto y queman en la garganta como un licor de los fuertes. Tres autores que nos traen de vuelta el western pero con elementos weird que saben aprovechar para dar una nota novedosa al Lejano Oeste. Una buena lectura que no dudo en recomendar.

jueves, 5 de octubre de 2017

Planetes, de Makoto Yukimura

Seguimos construyendo nuestra civilización sobre la base de fuentes de energía no renovables y seguimos destruyendo todo lo que encontramos a nuestro paso.


Portada del cómic "Planetes", de Makoto Yukimura
Editorial: Panini

Fecha de publicación: 2005

Páginas: 230 a 336 páginas

Precio: 7,95€ Vol I / 8,95€ Vol II y III / 8,95€ Vol IV

Nº tomos: 4





SINOPSIS
Planetes comienza contando la historia de una tripulación de tres astronautas que se dedican a recoger basura espacial. Poco a poco iremos conociendo la historia de cada uno de los protagonistas y se agregarán nuevos personajes al grupo.


AUTOR
Makoto Yukimura es un autor de cómic japonés. Debutó en el año 2000 con Planetes (publicada en España por Panini), una obra de ciencia ficción, que fue adaptada al anime. Otra de sus obras publicadas en España es Vinland Saga, un cómic ambientado en la época vikinga (editado por Planeta Cómic).


TRAS LA LECTURA
En cuanto vi este cómic supe que quería leerlo. Aunque sí había visto elementos de ciencia ficción en otros, no tenía noticias de ninguno que se desarrollara en el espacio. El dibujo además es bastante bueno, así que la cosa prometía.

Dibujo del cómic "Planetes", de Makoto Yukimura
Lo que sí me costó un poco es hacerme con los cuatro tomos. Tuve que buscar bastante en internet hasta dar con todos. Son de hace unos años y se ve que la tirada o se vendió toda o no fue muy grande, porque sólo los encontré en una tienda. 
Bueno, vamos al lío.

El dibujo es estilo shonen, con atención al detalle. Las viñetas no suelen estar muy recargadas, a excepción de las que van a página completa o media página, que suelen ser también las que presentan un paisaje del espacio, y que quedan chulísimas. La calidad del dibujo para representar el cielo estrellado con el planeta Tierra de fondo y un astronauta en el espacio es brutal. Son viñetas para quedarse mirando unos segundos. Las naves, estaciones espaciales y trajes de astronautas también están muy detallados, parecen muy realistas, a pesar de ser un cómic ambientado en el futuro.

La historia va sobre una tripulación de tres astronautas que se dedica a recoger basura espacial (restos de satélites que ya no sirven, metales que hay sueltos de alguna colisión de aparatos o naves con meteoritos, etc). A medida que pasan los capítulos vamos profundizando en uno u otro personaje, sin que haya ningún claro protagonista, hasta los tomos más avanzados en los que el más joven de la tripulación tiene la ambición de ir en una nave que hará la primera misión a Júpiter. Su preparación y sus motivaciones son entonces el eje principal sobre el que gira todo lo demás, aunque también se intercalan historias de los demás personajes e incluso de otros nuevos que se van conociendo.

Destaca lo "humanizado" que está todo en la historia. Cómo, a pesar de ser un cómic futurista, ambientado en una época en la que el hombre ha conquistado el espacio, nos damos cuenta de que los problemas de las personas son los mismos que siempre. Sus sueños, ambiciones y metas, muy parecidas. Es un gran acierto del autor este acercamiento a lo más humano de los protagonistas, ya que lo hace todo más real. A pesar de tener sus capítulos más serios, también hay lugar para algunos gags cómicos que consiguen sacar una sonrisa o una carcajada.

Me ha gustado la habilidad del autor de meter algunas teorías relacionadas con el espacio, de una forma muy natural. Sin soltar el rollo, sino dando los datos precisos para que la historia avance y el lector se entere de todo sin tener que acudir a consultas externas nada más que para profundizar en algo si quiere. Chapeau porque se ve un gran trabajo de documentación (tanto en el combustible que usan las naves, como en los problemas de la vida en el espacio) y por haber sabido engarzar con la historia toda esa documentación de una forma tan natural.

Diría que Planetes es una joya. Un cómic que todo aficionado debería leer porque se disfruta y mucho. He leído que hay un anime que también está muy chulo. No sé si lo veré, pero probablemente sí que relea los tomos en un futuro.